Sólo sé que no sé nada

Imagen: Sócrates disertando, mientras el otro le lleva el veneno.
Fue Sócrates el que dijo que sólo sabía que no sabía nada.
Desde este blog lo confirmo, después de que una amiga me cuente, entre hilarada y sorprendida, como en un programa del corazón, un contertulio adjudicó la frase y toda su enjundia, al futbolista Cristiano Ronaldo, mientras que el presentador, para arreglarlo, dijo que eso lo había dicho Platón, el discípulo. De Sócrates, no de Ronaldo. ¿Los cuervos de las audiencias no resuelven crucigramas?
Mi amiga tampoco porque le aburren.
Mi amiga, es una mujer estupenda con los ovarios muy bien puestos, pero se sorprende (!) de los descalabros de asignaciones de citas, cuando se queda en casa viendo a Jordi González en La Noria, que es un programa peligrosisímo que alienta a la división, a la exaltación y a genera mierda e ignorancia.
Sócrates creó un gran slogan publicitario sobre su filosofía. No es raro que a algún futbolista, a algún farmaceútico, a cien parados y tres intelectuales, le guste la frase y se identifiquen con ella. Yo misma, por poner un ejemplo cercano, me la digo infinidad de veces, siempre después de tropezar con la misma resabidilla piedra, siempre después de creer que trás la A vendrá la B y ni la una ni la otra ni lalalala.
Sorpresas que dá la vida y sólo sé que no sé nada.
Trás decir la socrática frase, máxima expresión de la humildad, se esconde la vanidad ( contrarios del mundo uníos) de poder decir sólo sé que no se nada, pero, en realidad, estar diciendo "sólo sé que no sé nada pero tengo muchísimos más conocimientos que tú, borriquito que no sabes ni la u tururú. Y por la misma razón que en mí, la saturación de conocimientos me llevan a decir que no sé nada, tú, borrico, no puedes decir la frase de Sócrates porqué la verdad es que no sabes nada, no tienes puta idea de nada, por lo cual solo puedes decir: no sé nada, que es muy distinto a alzar la voz para gritar, cómo el filósofo griego: Sólo sé que no sé nada."
A mí me hubiera gustado que en lugar de Sócrates ( no es nada personal) la frase la hubiera dicho (y se le hubiera identificado) a un palestino trás un asedio, a un republicano después del golpe de estado del 36, o una rock and roll star antes de pasar a la historia por haber muerto joven y tener un cadáver bonito.
Mi amiga, la que se sorprende por obviedades, me dice que se me va la perola y que no me va a contar nada más en al menos veinte días. Dice que le saco punta a todo y todo lo meto en el blog.
Mi amiga no sabe que mi última editora, la gran Yolanda Cespedosa, me acusaba de todo lo contrario, de no detenerme en las ideas, de darlas por supuestas. No sabe que la grandísima ( I´am your fan) escritora, Ana María Moix, me escribió un prólogo a un libro de poemas que nunca se editó, de título Zarpazos, en el que me encomendaba a escribir "zarpazos" toda mi vida.
Y que Gloria Biosca ( en el cielo esté) mi profe de literatura, asertiva y visionaria, me llamaba
" la síntesis" a raíz de una pregunta que nos hizo en un examen sobre la frase de Sócrates, y que venía a extar expuesta así: ¿Que has entendido de la frase (dalepericoaltorno) Sólo sé que no sé nada? A lo que respondí, repipi y muy pequeña, un lacónico y vanidosísimo: "Todo".
Cuanto más mayor me hago, más me acuerdo de las cosas de mi infancia.
De seguir así llegaré a la antigua Grecia, a los bellos efebos, al juicio contra Sócrates y a la cicuta que habrían de tomarse los cuervos televisivos que no saben resolver ni crucigramas.

2 comentarios:

Zeberio Zato dijo...

Mierda, y yo que creía que sabía algo...

Krmen Freixa dijo...

jajajaj!!!! es ke los programas como la noria y donde te arrancamos el corazón son una muestra del mejor periodismo de la incultez. si, si de la incultez (suma de estupidez e incultura). La verdad, es ke a veces son muy instructivos de lo malo que es olvidar la gimnástica neuronal....