Para no olvidar. Para pensar que hacer. Para que dejen de tomarnos el pelo. Para unirnos de una vez por todas. Para ellos y para nosotros. Para la dignidad y la dignidad y la dignidad. Hoy la poesía cotidiana está enmarañada de sangre.

4 comentarios:

Red devil dijo...

La poesia solo es una de ellas todo el mundo sufre de ese problema, lucha por territorios, recursos naturales, todo es pretexto para declarar una guerra o iniciar un conflicto politico.

No solo en el Caucaso como se muestra en los medios de comunicacion recientemente, es global.

Saludos espero opines en mi blog.

doctorvitamorte dijo...

Demasiada sangre y destrucción, sólo para demostrar quién es el más fuerte.

la víbora dijo...

la dignidad y la sangre... cuando se pierde una se desparrama la otra.

me he hecho un nuevo blog. para poner todo lo que me pase por la cabeza. y me lo instruyas. :P

mua

Mireia Querol Rovira dijo...

Que bé que hagis tornat a escriure al blog, i li hagis donat nous aires. Quan hi ha ganes, és que s'està millor, espero que estiguis en bona etapa. Tu cuida'm la nena, que no té a la mama a prop, com jo.
Petonets.m.