LUZ BELLAS ARTES

Hace unos días le entregaron a Luz la Medalla de las Bellas Artes. Este año ha sido un buen año; de alto copete; ella, José Tomás, Baremboin, Alicia Alonso, Antonio Banderas... y no sé mas, aunque creo que también se la dieron a Román Gubern, el hombre del cine teórico y el cómic que quiere morir en Venecia y era casi hermano de mi padrino, el gran dibujante de cómics Enric Sió ( que en paz descanse)
Y volviendo a Luz, mirad que guapa en la foto, ayer y anteayer, en Madrid, ofreciendo dos conciertos, cuyos dineros irán a la ciencia, para la lucha contra el cáncer de mama. Sus bellas artes. A mí, puestos a darle (porque la medalla se la dieron los reyes ) me hubiera gustado que le dieran el reino todo. Monarquía rockanroll. Creo que me enténdeis. Y si no, no importa. Aunque en la monarquía rocandroll es la queen desde hace años. La interpretación y sus cualidades vocales. Su voz es una máquina de alta precisión que se va, rompe con los cánones y aún así afina. Eso solo lo saben hacer las grandes y solo lo saben contar bien los grandes del oído. Si un grande del oído y la música, tipo Baremboin, dijera lo que yo he dicho, muy malamente, de lo que hace Luz con la voz; los críticos se posarían a sus pies cual amapolas sombrías. Pero me temo que no lo saben. Yo no lo sabía hasta que lo supe, pero lo SENTIA, que para esto está el público y el profesional del rockanroll, entre los que me cuento. Hay muchaaaaaaaaaa gente que lo SIENTE, pero yo lo diría muchoooossss y ellos dirían AHHHHHHHHHH. Probaré a escribirlo con tiza, en grafittis y en las pancartas de publicidad. O no. De hecho, los Barembois lo dicen, no tengo porque preocuparme, pero me ocupa el tiempo, a veces, que the queen of the rockandroll español, cual Camarón, no tenga ( QUE TIENE, y MUCHO) todo el reconocimiento que se merece. ¿Que es todo, y cuanto es mucho? Ah, no voy a entrar en esas disyuntivas de las cuales sé bien las respuestas. Si Luz lo tuviera TODO, lo que se merece, el reconocimiento; es decir, mucho más, este todo que no sé cuanto es, se ajustaría internamente. Y eso sí que lo habéis entendido. Es como que Baremboin cuente que lo que esta mujer es capaz de hacer al cantar sólo lo hacen tres y muy de vez en cuando en la historia de la música al mismo tiempo, sentirlo. Matices sobre las bellas artes. ¿Para cuando el reino? Y no me acusen, amigos incisivos de este modo de ser mío. No escondo lo que me gusta porque lo que me gusta, desde la nata, al sol de verano, de Echanove a Luz, conforma una forma de ser. Mi todo.

2 comentarios:

Ferran dijo...

Doncs no, Magdeta, en un blog si que pots dir el que t´agrada, però per la feina no va bé. Em de ser neutrals, o al menys, semblar-ho. Una mica de política es necessària. Petons

Ferran dijo...

¿ara t´agraden els neeeeeensssss petits?????

Paredón, Bonet, paredón. I paredón pel Nazario