Hay que vivir como si dios no existiera

Hay que vivir como si dios no existiera, como si nadie supiera de él, ni nadie lo hubiera hablado, sentido, ni ultrajado nunca. Buena soy yo para dar lecciones a estos niños que corren como corren los niños que ven la muerte cerca, como nunca he visto correr a un niño. La cara se nos cae de verguenza pero no a todos. Algunos contertulianos y columnistas hablan, ahora, de lo demonizado que está el pueblo de Israel. El asunto es echar balones fuera, emborracharse en el ancho círculo que va del pie de estos niños hasta la filosofía. Hasta los dimes y diretes, el análisis o a la astracanada. Me pregunto que harían los que "hacen tanto, si mil hombres y mujeres de aquí (digo mil por decir muchos) nos fuéramos cada a uno a su aeropuerto respectivo, pillarámos aviones y nos largáramos todos a Gaza a levantar una barrera humana ante los genocidas. Esta idea, -que es de meditar poco y darle al impulso que me aviva-, traería nuevos ejércitos y se liaría parda, mucho más parda... ¿Y una huelga total, mundial, de proporciones descomunalmente negativas para la estimadísima producción, contra todas las guerras del mundo? Para generar ideas, siempre comienzo por el impulso, por ser niña, y si de guerras se trata, -también, siempre-, acabo por decir que deberíamos de vivir como si dios no existiera, aunque es una mariposa al aire creer que, sin dios con el que excusarse, los grandes hijos de puta, no seguirían haciendo, sólo por sus cojones, lo que por sus cojones, hacen.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Magda, creo que confundes a dios con tus problemas. Hay que vivir pensando es que esos problemillas son la parte humana de dios. Me estoy liando. FELIZ AÑO NUEVO.
el odio a una tierra a un puebo, así en general, a una nación es una idea muy nazi, yo no la comparto y quien la defienda, seguro, que está lejos de DIOS.
2009!!!!!!!!!!!!!O MILLOR

Magda Bonet dijo...

RESPUESTA AL ANÓNIMO:

ME PARECE QUE NO ME HAS ENTENDIDO NADA.¿CONFUNDIR A DIOS CON MIS PROBLEMAS? NO HABLABA DE MIS PROBLEMAS, HABLABA DE LOS QUE LOS CREAN EN NOMBRE DE DIOS. DE LOS QUE MATAN. Odiar, envidiar, es estar lejos de Dios y de uno mismo. Bon any!