Amores se van marchando

Lo que sigue está escrito al modo zarpazo después de pillarle a Dominike Liaño (!cómo no!) la foto que ilustra este post.
Un día le dije a un tipo, al que amo pero no: "Un hombre es una mujer."
Y el macho se me asustó.
Asi que seguí diciendo: "Hombre es mujer cansada" Y tu la más descarada."
Pides sopas en invierno,
pides caldos en verano, cous-cous para los otoños (en que dices ser Flaubert) y libas en primavera.
Libas hasta la hiel.
Cuando se me pasó la ira, que dá el dar sin recibir
(el mismo dolor que él dice, sangrar, y sangrar por mí) cerré la puerta de casa.
Ya en lo oscuro, los dos solos, ante un ábaco muy viejo, fuímos pasando cuentas.
A medida que avanzaba, el rosario de reproches, nos volvíamos enanos, hasta quedar reducidos, a un charquito de manteca.
De manteca colorá, donde el sol de la mañana, se cebó con su calor, y sólo fuímos hedor.
Y ahora no somos nada.

2 comentarios:

txema.anguera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
TXEMA dijo...

Ese final,Magda,ese final es algo bellísimo.Gràcies.